Blog Macrosad SCA

Noticias

Noticias

El 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Esta fecha conmemorativa fue aprobada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 16 de diciembre de 1977 bajo los objetivos prioritarios de promover la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y la eliminación de la discriminación contra la mujer, a fin de conseguir su plena participación en la sociedad en las mismas condiciones que los hombres.

Han pasado 40 años desde aquella fecha y la igualdad efectiva y real de género aún no se ha conseguido en nuestro país. La huelga internacional que se ha producido este 8 de marzo de 2018 responde, precisamente, a que la desigualdad entre géneros sigue existiendo y aún queda mucho camino por recorrer para combatirla. Este día pasará a la historia porque en él han participado más de 170 países y ha servido para visibilizar que esta desigualdad tiene que desaparecer si queremos llegar a una sociedad equitativa y justa.

La mujer sigue topando con techos de cristal y prejuicios de género en muchas empresas, donde es difícil que una figura femenina ocupe puestos de dirección. Todas tenemos que ser conscientes de que nos queda una ardua lucha para lograr la igualdad efectiva en la sociedad, la empresa y el hogar. Esto requiere de un trabajo sobre todo educacional, del compromiso de las instituciones públicas y de una profunda reflexión de la sociedad en general.

En el diario económico ‘Cinco Días’ del 8 de marzo de 2018 se publicó un artículo titulado ‘Peso de la mujer en el Ibex 35’, en el que se exponía que solo el 12,1% de los y las integrantes de los comités de dirección de las empresas que forman el IBEX 35 son mujeres. Estos datos deberían alarmarnos.

Entre las empresas no cotizadas nombraban a nuestra organización Macrosad como una rareza, ya que el 85% de los puestos de dirección son ocupados por mujeres. Que seamos una rareza refleja que somos una excepción. Como excepcional es nuestro Plan de Igualdad, que busca la inclusión de hombres en puestos de atención directa para llegar a una igualdad efectiva entre hombres y mujeres.

En una organización como la nuestra, donde el personal con responsabilidad está totalmente empoderado, donde no existe discriminación salarial por sexo y donde no hay un techo de cristal, solo nos queda conseguir la igualdad real paliando la disparidad en la medida de lo posible entre el número de hombres contratados con respecto a mujeres.

Nuestra empresa gestiona servicios que están muy feminizados, como son el sector socioeducativo y sociosanitario. Tanto es así, que solo el 4,57% del personal de atención directa son hombres. Evidentemente tenemos claro que los cuidados y la educación no tienen género, por eso trabajamos en la educación y la sensibilización al respecto con el fin de minorizar esta diferencia en ambos sectores. Este se trata de un trabajo de todos y todas que dará resultado a largo plazo. Sin embargo, no olvidemos que la solución es la educación no solo en la escuela, sino en la familia. Depende de cada uno y una de los integrantes de la sociedad que este cambio se produzca.

En Macrosad tenemos claro que seguiremos avanzando para conseguir una igualdad efectiva y por ello, esta es una línea rectora destacada de nuestra política de recursos humanos.

Declaración de intenciones, Pilar Hurtado - Directora de Recursos Humanos de Macrosad 

Facebook
Twitter
LinkedIn